sábado, 13 de junio de 2015

Varios de Jacques Tardi


bitxu nos aporta con varios cómics más de Jacques Tardi, el autor de Adele Blanc-Sec.

El grito del pueblo: EL MAESTRO DEL CÓMIC BÉLICO EXPLORA LA NATURALEZA DEL SER HUMANO A TRAVÉS DE UNO DE LOS CAPÍTULOS MÁS CRUELES DE LA HISTORIA DE FRANCIA.

“El baño de sangre que acaba de sufrir acaso sea una horrible necesidad con que calmar alguna de sus fi ebres. A partir de ahora le verán crecer en sabiduría y en esplendor”. Así escribía Émile Zola, el 3 de junio de 1871, en referencia al pueblo de París y a uno de los sucesos más violentos, a la vez que relevantes, de la historia de Francia: la creación y aniquilación de la Comuna de París. Una historia que nos narra magistralmente Tardi a partir de la novela de Jean Vautrin [sinopsis de Norma Editorial].

La última guerra: Jacques Tardi adapta magistralmente una novela del escritor Didier Daeninckx ambientada en uno de los marcos que más apasionan al creador francés: la Primera Guerra Mundial y sus consecuencias. LA ÚLTIMA GUERRA es un thriller bélico dotado de una compleja trama que garantiza el suspense hasta la última página [Sinopsis de Norma Editorial].

La guerra de trincheras: RECUPERAMOS UNA DE LAS OBRAS CUMBRES DE TARDI EN UNA NUEVA EDICIÓN ESPECIAL CON MATERIAL INÉDITO. La guerra es tan horrorosa que es imposible describirla con palabras. Jacques Tardi trata de acercarnos a ella a través de algunas historias cortas de soldados reales durante la I Guerra Mundial [Sinopsis de Norma Editorial].

¡Puta Guerra!: TARDI REGRESA A LAS TRINCHERAS DE LA PRIMERA GUERRA MUNDIAL EN SU NUEVA OBRA MAESTRA. Todo un estudio del conflicto narrado cronológicamente con la voz y el arte que han hecho de Tardi todo un referente del cómic francés. La obra incluye un documentado dossier realizado por el historiador Jean Pierre Verney con los hechos, fechas y cifras relevantes de esta terrible guerra [Sinopsis de Norma Editorial].

Idioma: Español.
Editorial: Norma
Año: 1999, 2000, 2002, 2010
Guion: Jacques Tardi, Didier Daeninckx, Jean Pierre Verney
Dibujo: Jacques Tardi
Escaneadores: Gimeno, cilurnigo, franki, RodRRaskolnikov, ooooo (CRG)
Archivos: 8
Tamaño: 382 MB
Formato: CBR, CBZ.




Descargar:

viernes, 12 de junio de 2015

The Wicked West Vol1

Wwest 01

Esta novela gráfica cuenta una historia desde dos perspectivas.


Un abuelo y su nieto asisten al cine a ver una película del Viejo Oeste. La fantasía mostrada en el filme se verá mezclada con los hechos "reales" recreados en la mente del viejo.

De esta manera, el comisario héroe James "Cactus" Carter de la película tiene su paralelo en la realidad en la persona de Cotton Coleridge, un hombre que busca huir de su pasado.

Pero tanto en la realidad fílmica como en la del viejo, lo que comienza como una aventura del Oeste se transforma en una verdadera pesadilla de terror cuando la tormenta llega al pueblo de Javer's Tank.

Y es que la tormenta no sólo traerá oscuridad, sino también cosas horribles sedientas de sangre ¿Y qué mejor para calmar la sed, que la sangre de todo un pueblo?

Idioma: Español.
Editorial: Image
Año: 2004
Guion: Todd Livingston, Robert Tinnell 
Dibujo: Neil Vokes 
Tradumaquetadores: Froiking [CRG
Archivos: 1 Tomo de 84 Paginas 
Formato: CBR   
Tamaño: 22 Mb

Wwest 03Wwest 04Wwest 05

Descarga:

    Reseña: Superman Tierra Uno Volumen 3


    SUPERMAN TIERRA UNO - VOLUMEN 3

    Fecha de Publicación: Diciembre, 2014
    Escritor: J. M Straczynksi
    Dibujante: Ardian Syaf
    Reseña: Ñoño Cool

    Un nuevo volumen de “Superman: Tierra Uno” ha llegado a mis manos y ha puesto nuevamente una sonrisa en mi rostro, ya que para el fan de Superman son trágicamente escasos y muy espaciados lo tebeos de calidad que se imprimen sobre el Hombre de Acero en el panorama actual de DC Comics, donde para poder leer algo digno del personaje debemos en su gran mayoría revisar historias pre-Flashpoint, la colección digital cancelada “Adventures of Superman”, alguna aparición en Multiversity o como villano en el Elsewold "Injustice", pues New 52 hace de todo menos justicia a Clark Kent. Es por eso que al tomar un nuevo número de “Tierra Uno” donde la calidad resalta en cada página, es donde los fans del azuloso podemos darnos el casi extinto placer de deleitarnos con una historia nueva y de alta calidad sobre el primer superhéroe del comic.

    Este número como ya es tradición para “Tierra Uno” comienza días o máximo unas semanas luego del final del anterior. Clark sigue tratando de adaptarse a su trabajo en el Planet mientras su vida se hace menos solitaria al compartirla con Lisa en una relación de pareja pero también como de hermanos, y de amistad con Lois Lane; cuando llega a la Tierra el General Zod y pone su mundo de cabeza. Este Zod a diferencia del más clásico usa mucho más el engaño, las mentiras y el explotar las vulnerabilidades de sus presas (el miedo a que Superman se rebele contra los gobiernos del mundo por parte de estos; y el miedo a la soledad total por parte de Kal-El) para poder lograr su meta: asesinar al Hombre de Acero.

    Como aliados del gobierno de USA y del general Zod estará el matrimonio Luthor, quienes desarrollan una super-arma basada en la radiación solar roja para asesinar al kriptoniano, pero las cosas no salen como se esperaba cuando Lex Luthor haga todo lo posible por salvarle la vida a Superman a espaldas de su esposa. Un argumento bastante simple, pero que da mucho jugo en cuanto a desarrollo de personajes se refiere.

    Lisa Lasalle sigue siendo a mi gusto el personaje revelación de “Tierra Uno”, una amalgama de Lois Lane, Lana Lang, Jimmy Olsen y Mary Jane Watson, esta chica es la mejor amiga primero, confidente después y novia para rematar de nuestro Hombre de Acero modernizado (o Peter Parkerizado si quieren) y simplemente la adoro. Una mujer que sueña con ser actriz pero que las circunstancias la han obligado a transformarse en prostituta ocasional pese a la vergüenza que esto le causa, y que se apoya en un comprensivo Clark para desahogar sus problemas, Lisa es mi interés amoroso preferido para Superman en los lineamientos actuales de DC.

    Ella nos da la posibilidad de continuar con la crítica social del volumen anterior (aunque bastante más aligerada aquí), y de ayudar al joven e inexperto Kent en todo lo que a romance se refiere a descubrir que es el amor; no solo lo apoya en los buenos momentos y disfruta de los placeres mundanos como ver una película o pasar un buen rato conversando con Clark y explorando la relación de pareja, sino que al conocer su secreto hace lo posible por ocultarlo incluso del mismo Kal hasta que él esté preparado para confesarlo, y cuando las cosas se ponen feas no duda en poner su propia vida en riesgo por una remota posibilidad de que eso ayude a Superman en su batalla contra Zod.  Sencillamente adoro a esta personaje y ojalá le dure a Clark hasta el volumen 50 de “Tierra Uno”

    Lois Lane por su parte aparece escasamente en esta ocasión y aún más lo hace Jimmy – una pena este último, que en el primer volumen lucía como un tipo rudo y de armas tomar - pero al menos la construcción de la relación de Lane ahora solamente profesional con Superman (con una Super-Señal incluida en forma de homenaje-parodia al murciélago de DC) y de amistad con Clark, está bastante bien trabajada y se aprovecha todo lo que puede en las pocas viñetas dedicadas a ella.

    Otro personaje que merece atención de cerca es Luthor, quien fue reimaginado en el volumen pasado como un matrimonio de brillantes científicos: Lex y Alexa Luthor. En esta versión nuestro Lex tiene cabello, pero ese es el menor de su cambios, pues también es un ser completamente noble, apegadísimo a un código moral, sediento de conocimiento siempre y cuando este no se corrompa y que en la vía de hacer lo correcto y proteger vidas (incluidas las alienígenas) intentará lo que sea. Este Lex Luthor es un verdadero héroe.

    Su esposa Alexa Luthor por el otro lado si es una fría calculadora, ególatra, manipuladora y derechamente malvada. Completamente dispuesta a asesinar a Superman por unas supuestas razones altruistas de proteger el planeta cuando realmente solo lo hace para demostrar es capaz, ella es la Luthor que se volverá la archienemiga del kryptoniano en esta linea editorial después de cierto suceso emocional del que lo culpará. Una motivación que sin revelarla para no arruinar la sorpresa, es bastante creíble y poderosa como para querer poner un agujero en el pecho de alguien.

    Y como no podía faltar, si introducimos como se debe a "los nuevos Luthor" en este universo, la kryptonita no estaría muy lejos, aunque en este caso se queda como una especie de cameo que de seguro será explotado más adelante en el volumen 4 de "Tierra Uno"

    Zod por su parte es como dijese en un comienzo diferente al acostumbrado, y con esto se evita que su presencia en la historia se sienta reiterativa comparándola con Tyrell en el volumen 1. Aunque vemos al general en el inicio tratando de dominar Krypton y peleándose con Jor-El como era de esperar, rápidamente descubrimos que este Zod no es tan patriota como antes, y entrega la tecnología y secretos Kryptón a los Dheronianos para que destruyan el planeta pues “si él no puede dominarlo nadie lo tendrá” y por esto dedicará su vida a asesinar hasta el último kriptoniano.

    Esto transforma al personaje en una versión más traicionera, engañosa y sucia de Zod, con bastantes tintes de Loki si así lo quieren ver, pero también totalmente sádico y violento hasta un punto psicopático que lo hace muchísimo más peligroso e impredecible que el niño bonito del MCU. Su batalla contra Superman es lo completamente opuesto a lo visto en Man of Steel priorizando las interacciones de personajes por sobre la destrucción de la ciudad, donde vemos que gracias a las manipulaciones de Zod todos los gobiernos del mundo decidieron hacerse a un lado mientras él asesina a Superman, pero no así Lex Luthor y Lisa que se jugarán su vida por salvar la del kriptoniano, y más tarde Alexa quien también se une a la lucha aunque con muy diferentes intenciones. Nuevamente como he dicho a lo largo de las reseñas de "Superman: Tierra Uno" su forma de manejar la historia es superior a la vista en el film "Man of Steel" por mucho que me guste esa película y la defienda con uñas y dientes.

    Superman como personaje ha evolucionado bastante en estos 3 números, sigue como esa perfecta y genial amalgama de Clark Kent y Peter Parker moviéndose en un contexto más realista y hasta cierto punto deprimente, y es dotado más y más de complejidad en especial cuando toca relacionarse con sus secundarios como es Lisa. Nuestro protagonista es valiente, osado, ñoño (como quien le reseña) así como también un chico impulsivo y novato en el negocio del héroe pues se la pasa recibiendo palizas a diestra y siniestra, no todo el mundo lo acepta, muchos le temen y todavía le es difícil balancear su doble identidad. Pero sobretodo es un solitario, el último hijo de un mundo muerto, que apenas y se ha relacionado con su madre en cuanto a seres humanos y a quien la mitad del planeta que es ahora su hogar le teme y está aterrado por qué es lo que este alienígena cuasi-todopoderoso podría hacerles; y es en su momento de lucha contra Zod donde virtualmente la Tierra completa le da la espalda para verlo morir donde más abandonado se siente, y a pesar de que lucha con todas sus fuerzas para protegerse no solo él sino que a la gente que lo ha alienado, nadie le tiende una mano. Por eso su relación con Lisa me gusta tanto, ya que ella en todo momento y en especial en la situación descrita le demuestra que a pesar de ser bastante diferentes, no está tan solo como cree.

    Toda esta situación crea a un Superman bastante común y corriente, uno bastante humano y con fallas con el que es mucho más fácil empatizar, quien comete errores pero aprende de ellos (a  veces a la fuerza) e incluso uno de esas equivocaciones impulsivas pone al mundo contra él y debe salir a corregirlo no con puños sino que con palabras, las que aún si suenan algo bravuconas se mantienen bastante dentro de personaje. Lo único que me molesta un poco de este Clark es que se explora cada vez menos su faceta de periodista, espero en el volumen 4 hagan algo al respecto.

    En el departamento de dibujo Shane Davis es reemplazado por Ardian Syaf y si bien el estilo es distinto sigue con el mismo nivel de calidad, con gran habilidad para la narrativa visual, sus personajes bien definidos en especial las mujeres, y perfecta fluidez y contundencia para las escenas de acción. La batalla entre Superman y Zod no tiene nada de explosiones, destrucciones o ni siquiera golpes de gran poder, y aún así Syaf logra transmitir una enorme emoción a este combate minimalista en extensión pero gigantesco en cuanto a significado.

    Como conjunto final, este tebeo tiene geniales y arriesgadas reinvenciones de los clásicos villanos del kriptoniano, una evolución coherente e interesante para nuestro protagonista que viene desde el primer volumen, donde lo vemos enfrentarse a sus propias imperfecciones, una genial compañera e interés romántico en la forma de Lisa Lasalle; una narrativa simple pero dueña de un tono fresco y actual, que sumándolo a los volúmenes pasados sigue construyendo una magnífica historia y con mucho cariño hacia el personaje que resulta novedosa como reimaginación mientras mantiene la calidad y ritmo (mientras que en New 52 donde se pretendía el mismo objetivo Supes sigue siendo arrastrado por el lodo); transformando a "Superman: Tierra Uno" en uno de los mejores elseworlds sobre el personaje y unas novelas gráficas a pesar de cuya publicación está espaciadas por eternas demoras, al compararlas con el panorama comiquero actual de DC, me tienen esperándolas como si fuese agua dulce en medio del mar.

     9/10



    Post: Superman Tierra Uno Volumen 3


    Neozoic

    P00001 - Neozoic #1

    ¿Que hubiese pasado si el asteroide que produjo la extinción de los dinosaurios, hubiese sido desviado por los extraterrestres?

    ¿Como hubiesen coexistido los humanos y los grandes saurios?

    Hace 80 millones de años, en el periodo cretacico de la Tierra, un cometa destinado a impactar con el continente norte, es redireccionado al menos un grado.

    La gran roca colisiona en cambio con la Luna orbitante, salvando al inconsciente reino dinosaurio del planeta de su extinción y condenando a los emergentes mamíferos a coexistir con los saurios gigantes.

    Nuestra historia comienza sesenta y cinco millones de años después, cuando miles de generaciones de mamíferos y dinosaurios han encontrado un modo de cohabitar.

    Idioma: Español.
    Editorial: Red5Comics
    Año: 2007 
    Guion: Paul Ens  
    Dibujo: J. Korim 
    Tradumaquetadores: Tyroc, Howard el patero solitario, Be1garath [CRG
    Archivos:
    Formato: CBR   
    Tamaño: 111.1 Mb

    P00002 - Neozoic #2P00003 - Neozoic #3P00004 - Neozoic #4P00005 - Neozoic #5P00006 - Neozoic #6P00007 - Neozoic #7P00008 - Neozoic #8

    Descarga:

    jueves, 11 de junio de 2015

    Honor entre Punks

    punks-001

    Gary Reed y Guy Davis rinden homenaje a Sherlock Holmes y a sus irregulares de Baker Street en este integral que recoge las miniseries Honour among Punks y Children of the Night. 
    Ambientados en el verdadero ambiente punk de los años ochenta, la historia sigue las investigaciones de Lady Gothic en la noche londinense... una noche cargada crimen, misterio y buena música.

    Crimen y misterio contracultural en un Londres que nunca existió.

    Imaginemos un Londres todavía victoriano a finales del S. XX. Por sus cielos continúan surcando zeppelines, porque el progreso técnico e industrial ha sido más lento de lo esperado. La primera guerra mundial no fue tan mundial y la segunda ni siquiera llego a existir.

    Imaginemos que en los suburbios de ese Londres abundan las bandas de punks. Imaginemos que entre esos punks habita una joven que es una emula de Sherlock Holmes. Expedientada en el CID por consumo de cocaína, ahora se dedica a investigar los crímenes que se producen en Baker Street, donde viven la mayoría de sus colegas punks, y a mediar entre las diversas bandas de punks. Por si fuera poco, esta joven investigadora es anarquista y lesbiana, o al menos lo parece.

    Para acrecentar el homenaje al Sherlock Holmes de Conan Doyle, la narradora es una joven estudiante de medicina llegada de EE.UU. con el objetivo de acabar su carrera en Gran Bretaña y que pronto se ve empujada a acompañar y ayudar a Sharon en sus peligrosas investigaciones.

    Idioma: Español.
    Editorial: Caliber Comics – Norma 
    Año: 1993 
    Guion: Gary Reed, Guy Davis  
    Dibujo: Guy Davis 
    Escaneador: Jbabylon5 (CRG)
    Archivos: 1 Tomo de 350 Paginas  
    Formato: CBR   
    Tamaño: 293 Mb

    punks-020punks-024punks-025

    Descarga:

    Reseña: Superman Tierra Uno Volumen 2


    SUPERMAN TIERRA UNO - VOLUMEN 2

    Fecha de Publicación: Octubre 2012
    Escritor: J. M. Straczynksi
    Dibujante: Shane Davis
    Reseña: Ñoño Cool

    Cuando comienzas a escribir una reseña siempre hay dos factores que juegan un rol: lo que dice tu cerebro y lo que dice el corazón, y estas opiniones en tu cabeza muchas veces son completos opuestos, pero esta es una de esas ocasiones donde ambos opinan lo mismo. Desde las primeras línea de esta reseña voy a decir claro mi pensamiento sobre este tebeo: es uno de los mejores comics jamás publicado sobre Superman, mínimo Top 5 para mi gusto. La explicación en los párrafos que siguen esta arriesgada declaración.

    El primer número de “Superman Earth One” fue realmente buenísimo, y a pesar de dejar ciertas cosas en el aire gracias a ser un comic de introducción nos mostró una reimaginación novedosa, fresca y moderna de un personaje que ha sido reinventado decenas de veces sólo en los últimos 10 años. Se nos presentó a un joven Clark transformándose lentamente en Superman, algo que no fue nada fácil al poder hacerse millonario de cientos de formas diferentes usando sus habilidades para su bien personal. Aunque al final eso elige, ser un héroe y salvar la Tierra de un grupo de alienígenas con los que su planeta natal tenía una guerra ancestral.

    Luego de ese numerazo todas las miradas estaban en Straczynski y Davis, y como serían capaces de avanzar la historia manteniendo la calidad y explorando un lado nuevo de Superman más allá de simplemente hacerlo más joven, y bueno, fueron capaces de hacerlo y superaron con creces las expectativas que yo tenía en ellos.

    Este segundo volumen nos pone algunos días después del final del primero, con un Clark  comenzando a trabajar en el Planet mientras Lois Lane sospecha de él y lo comienza a investigar por la envidia que le produce este chico nuevo. Kent comienza a integrarse a un barrio pobre de Metrópolis para seguir manteniendo un perfil bajo, y sus vecinos son gente de lo más común y corriente en esos lados; y dos en especial serán vitales para esta historia: un drogadicto muy alegre y amante de la música de Bob Dylan que vive en las escaleras del edificio y la que será su interés romántico, Lisa Lasalle (Clark tiene algo por las chicas con doble ele en sus nombres… que fetiche más raro si me preguntan) su sensual y pelirroja vecina, la cual muy a su pesar tiene que ejercer de prostituta.

    El Clark Kent en este volumen está muchísimo mejor construido que en el anterior, dueño de un sentido del humor interesante y es sin lugar a dudas la versión más corriente y normal del personaje, una persona más del montón al que le suceden cosas como a ti y a mí… pero la única diferencia es que tiene superpoderes. Con esta clase de Clark podemos tocar temas que hace muchas décadas se habían dejado en el tintero, como por ejemplo el sexo - que da las escenas más graciosas del tebeo - y tocar otros desde una nueva perspectiva, como por ejemplo que haría este Superman cuando un dictador le prohíbe ayudar a la gente se su país cuando están siendo ahogados por un tsunami…

    La respuesta a esa interrogante es una dulce – y muy controvertida – venganza, donde le entrega armas a los rebeldes para que derroquen al dictador… una manera de ayudar a los que sufren a vencer la causa de su sufrimiento bastante poco ortodoxa para un Superman clásico que no se “moja” en temas de política y siempre aparece como baluarte moral, pero entendible si lo ponemos en el contexto de ESTE Superman en particular que es más impulsivo y menos preocupado de lo que piensen de él mientras haga lo que considere correcto, este es un Superman que actúa. Y la forma de actuar es algo que puede levantar discusión ¿Qué habrían hecho ustedes si un dictador asesina a su gente sin misericordia día a día solo porque puede y tienen los poderes de Superman para tratar con este dilema? ¿Cuántos le volarían la cabeza con visión calorífica? (como pensó hacerlo Supes en un punto) ¿Cuántos harían la vista gorda y dirían “no es mi problema”? ¿Y cuántos harían lo que hace Clark en este comic al dejar que el pueblo decida su propio destino, sabiendo que implica esto para el dictador y sus hombres? He ahí las preguntas que cada uno deberá hacerse al leer este comic, y dependiendo de su pensar condenarán o entenderán porque ESTE Superman en particular de “Tierra Uno” hizo lo que hizo.

    Otra de las partes memorables que tienen que ver con el azuloso, esta vez no por controversia sino por emotividad, es la historia de Fuzzbal la gata. Una historia tan tierna de compañerismo que me llegó de golpe en el alma, ya que yo al igual que mucha gente ahí afuera, fui alguien muy solitario en un punto muy duro de mi vida (y no por opción precisamente) y sólo una mascota muy querida me servía de amiga, por lo que su muerte me dolió tanto como le dolió a Clark lo de Fuzzbal, y si tuviese sus poderes igual la hubiese enterrado en la Luna para tenerla siempre a la vista.

    El Parásito es nuestro villano de turno pero tal como nuestro héroe es sometido a una reimaginación que le entrega un trasfondo que lo humaniza bastante más que cualquier otro entregado al personaje anteriormente. Ahora es Raymond Maxwell, un psicópata desde la niñez que tiene una hermana a la que ama y protege con todas sus fuerzas; en su adultez es un asesino a sueldo que ha perdido contacto con ella pero continúa guardando dinero para algún día reencontrarse y darle una vida decente. Accidentalmente es transformado en esta bestia que absorbe energía vital y superpoderes cuando se cruza con una cámara experimental con neutrinos y su reencuentro con su hermana en ese estado es realmente descorazonador, dejándonos un villano más humano que en el vol. 1 de "Earth One". Pero es su aspecto lo que me choca, tal como en el volumen pasado, el look de nuestro antagonista es bastante poco imaginativo y estereotipado, y cuando aparece es medio molesto verlo sabiendo que el equipo creativo de estos tebeos podría fácilmente salir con un aspecto mejor trabajado.

    Párrafo aparte merece Lisa Lasalle y su relación con Clark. Ella es a pesar de no pertenecer a la continuidad DC, mi interés romántico actual favorito para Superman, está perfectamente escrita, sus interacciones con Clark se sienten normales, su sentido del humor es genial y exuda carisma por sus sexys poros. Además de ser una prostituta no por opción sino por la necesidad, y su enorme vergüenza y sufrimiento por ese aspecto de su vida que se esfuerza en ocultar, le agrega tridimensionalidad y humanidad a ella y a Supes al tratar con ese delicado tema; Lisa es alguien genial con la que compartir los días y además otra una fuente de crítica social de parte de Straczynski, a mi gusto una versión más realista de la también pelirroja Mary Jane Watson para este Clark Kent con todo el sabor de Peter Parker.

    Porque este Superman se siente bastante como una mezcla de Clark Kent y Peter Parker; viviendo en un barrio pobre, llevándose la paliza ocasional a manos de los villanos, con gente que le teme y lo admira por igual, un chico solitario que a pesar de saber su rol en el mundo le cuesta poder llevarlo a cabo y que tiene una sexy pelirroja a su lado; semejanzas que se hacen obvias si pensamos que Straczynski trabajó por un largo tiempo en la cabecera del arácnido… pero a mi gusto, los elementos que lo hacen Superman están lo suficientemente balanceados para que no luzca como una copia de Parker, sino que como una genial y novedosa mezcla entre ambos.

    Otra subtrama que no he mencionado aún es el miedo que el gobierno de USA le tiene a Superman, a pesar de que él no hace nada más que ayudar una y otra vez ellos lo ve como un  peligro inminente, y utilizan al derrotado Parásito para crear una arma lo suficientemente poderosa para asesinar al kriptoniano. Y cuando lo militares se dan cuenta que es una tarea que le queda grande llaman a Luthor… o debería decir los Luthors. En el mundo de “Tierra Uno” el calvo y ególatra Lex está reimaginado como un matrimonio donde ella (Alexa) es la malvada y él solamente es un científico dedicado. Esta subtrama queda como un “cliffhanger” al terminar este volumen 2, y será desarrollado a más profundidad en el volumen 3 unos años más tarde.

    El arte nuevamente está a un muy buen nivel, Shane Davis es un monstruo del dibujo, donde cada viñeta está trabajada con tiempo, esfuerzo y me atrevería a decir cariño. El trabajo de iluminación, sombras y colores te dejan una sensación extraña de realismo; y el regreso del calzón rojo por sobre los pantalones me produjo una enorme nostalgia y no desencajaba para nada con el tono de la historia, demostrando que aunque quisieses modernizar a Superman no tienes porque eliminar esa prenda de ropa.

    Si tengo que buscarle un lado negativo sería que Lois, Perry y Jimmy Olsen no tienen un rol tan predominante como en el volumen uno, y son usados solo para seguir explorando el pasado de Kal; pero no es un problema demasiado grande en esta historia que está tan bien escrita.

    Un comic realmente de altísima calidad, donde se exploran los aspectos de la vida de Clark y su relación con sus secundarios de gran manera, hay un tono realista en cómo reaccionaría el mundo con la llegada de alguien como el kriptoniano, y se tocan temas controversiales y actuales sin medias tintas, como es el tema del “Hombre de Acero” y el dictador; este Superman interviene y actúa, creando controversia pero también dotándolo de una actitud más cercana a la realidad.  Además su relación con Lisa es fantástica y ayuda a crear no solo un interés romántico de turno sino que también a explorar el lado más humano de Superman. Este Clark es completamente realista y sin perder su lado alegre, más humano que nunca y que vive situaciones completamente cotidianas que podrían pasarle a cualquiera, y en mi caso recordé mi época donde fui tan alienado como lo es Kal en esta historia, y me apenó verlo vivir tan reprimido y avergonzado solo por ser diferente.

    Este comic es FANTÁSTICO y disfrutable de principio a fin, hace muuuucho que no leía algo tan bueno dedicado a Superman, y sin duda lo considero entre el Top 5 de lo mejor escrito del personaje, superando con creces a su primer número y dejando dolorosamente patente el mal trabajo que New 52 hizo al reimaginar al kriptoniano. Un tebeo que leo y releo cuando puedo y que demuestra que no existen los personajes “aburridos” (como se le tilda al Hombre de Acero) sino que todos están a la espera del guionista correcto para hacer resaltar sus virtudes; ya le tocó una vez hace unos años con Grant Morrison y su perfecto All Star Superman y ahora J. M Straczynksi lo hace nuevamente con su “Tierra Uno”.

    9.5/10



    Post: Superman Tierra Uno Volumen 2


    miércoles, 10 de junio de 2015

    Reseña: Superman Tierra Uno Volumen 1


    SUPERMAN TIERRA UNO - VOLUMEN 1

    Fecha de Publicación: Octubre 2010
    Escritor: J. M Straczynksi
    Dibujante: Shane Davis
    Reseña: Ñoño Cool

    El comic que dio inicio a la línea “Tierra Uno” de DC Comics, que viene a narrar orígenes alternativos de los personajes de la casa. J. Michael Straczynski se encarga de cumplir su sueño de infancia (como lo dice el muy emotivo prólogo de este tebeo) y contar su propia versión de Superman, una versión que debo decir realmente me gustó mucho.

    La línea Tierra Uno se dedica a darle un sabor contemporáneo a sus protagonistas libres de la continuidad para mayor libertad creativa, algo que también era el objetivo principal del reboot de los New 52. Ahora, a diferencia de ellos donde la continuidad se volvió aún más enredada y muchos personajes (dolorosamente incluido Superman) perdieron gran parte de su esencia y gracias a muchos escritores sin coordinación entre ellos aún no tienen una identidad real y sólida; Tierra Uno cumplió su objetivo con creces y sacó aplausos entre fans y crítica por igual.

    Nuestro Clark Kent es un joven de unos veinte años que va por primera vez a Metrópoli para buscarse una forma de ser independiente y ganarse la vida. Probando sus habilidades kriptonianas destaca como super estrella de fútbol americano, el mejor científico en la compañía más destacada de la ciudad, y varios otros empleos de ese tipo que lo podrían haber vuelto multi millonario en unas semanas y darle un merecido futuro sin preocupaciones a su madre recientemente viuda.

    Comenzamos de esa forma a darle un sabor bastante Marvel, específicamente Spider-Man a esta versión de Superman, quien trataba tal como la araña en un comienzo de enriquecerse con sus poderes (en el caso de Clark para ayudar a su madre) pero luego de una reflexión junto a la tumba de su padre, el joven Kent decide hacer algo que realmente importe con sus habilidades, ayudar a la gente a su alrededor… y claro, también ganar un dinerillo para no pasarla mal tampoco. Se nota que esta versión del kriptoniano aún es un chico inmaduro que recién está descubriendo su identidad como héroe, lo que si me preguntan es un bastante buen comienzo para una historia.

    La historia tal como cierta película del kriptoniano llamada “Man of Steel” usa el recurso de Flashback para explorar el pasado de nuestro protagonista, y a pesar de que me gusta dicha película y la defiendo bastante, creo que en este comic el flashback está mucho mejor ocupado. Nos vamos a la infancia de Clark y su relación con su padre en la Tierra así como la vida en Kryptón, todos estos recuerdos genialmente intercalados con momentos clave en la historia que más que interrumpirla lo que hacen es enfatizar lo que está ocurriendo por lo que la narrativa es bastante limpia, fluida y efectiva.

     Y este uso del flashback hace lo que le faltó a Man of Steel (a pesar de que defienda vehementemente esta película se que tiene problemas) o todo el New 52 realmente, darle la importancia real y necesaria que Jonathan Kent se merece. A pesar de estar muerto para cuando Clark está llegando a su adultez, se siente más vivo que nunca y su influencia más valiosa que nunca. Es él quien le insta a hacer lo correcto, a no vivir con miedo por sus poderes sino que usarlos para las cosas grandes e importantes que puede hacer con ellos, que no oculte su rostro ante la gente sino que les dé una cara en la que confiar, de realmente ser un símbolo de esperanza. Tal como debería ser, Superman es quien es por la influencia que sus padres tuvieron en él. Su ADN kriptoniano lo vuelve “Super” pero es la crianza la que lo hace un héroe.

    Clark a diferencia del clásico no sabe que él es Kal-El y de donde viene, sólo cuando los antagonistas de nuestra historia, un alienígena llamado Tyrell y su ejército llegan a la Tierra, conoce su herencia extraterrestre al completo. En esta dimensión Kryptón estaba en guerra permanente con su planeta vecino (del que provienen los villanos) llamado Deherón y producto de dicho conflicto es que el planeta es destrozado y Clark es enviado a la Tierra como literalmente el último sobreviviente, aquí no veremos a Kripto o a Supergirl o nada por el estilo, Kal por primera vez es literalmente “el último hijo de Kripton”. La razón de la presencia de los deheoríanos es entonces el de finalizar el trabajo comenzado décadas atrás: eliminar a todo kryptoniano existente.

     Nuestro villano es… la parte más débil de todo el conjunto. Si bien su origen y motivaciones están construidos con cuidado, y en su actitud se burla de algunos clichés del supervillano comiquero, su apariencia es cuanto menos ridícula y es solo un peón en un juego más grande como se deja ver en algunas viñetas. Al menos su enfrentamiento contra Superman es fantástico y sirve como la excusa perfecta para que Superman se revele al mundo… y siento que esta amenaza alienígena que fuerza a un completamente inexperto Kal-El a enfundarse en su traje y combatirla en “Tierra Uno” jugó parte importante en la construcción del argumento de Man of Steel.

    En cuanto al tratamiento de los secundarios, este es otro punto para Straczynski como guionista, pues no solo están modernizados sino que TIENEN IMPORTANCIA Y PERSONALIDAD cosa que no puedo decir de sus versiones New 52. Jim Olsen es un fotógrafo de guerra, valiente, capaz y dispuesto a morir por exponer la verdad en una zona llena de robots asesinos… por lo mismo el “Jimmy” fue sacado del nombre; Perry White es un editor trabajólico, tosco y descortés cuya vida es completamente el Daily Planet, no lo abandonará ni cuando el Apocalipsis se les viene encima y su mayor placer en la vida es obtener una exclusiva antes que nadie. Lois Lane por su parte es representada básicamente como la versión que más me gusta de su personaje y que últimamente no hemos visto más allá de películas animadas: dura, que busca la verdad, es muy valiente, sin miedo a lo desconocido, inteligente, eternamente curiosa y casada con su trabajo. En resumen el equipo del Daily Planet son todos uno periodistas de tomo y lomo.

    Y claro, nuestro Clark está perfectamente representado, lo vemos transformarse desde un chico inmaduro y sin un norte claro a un verdadero héroe, dejando los cientos de caminos a la riqueza y fama que pudo seguir si abusaba de sus poderes, y usando estos para ayudar al mundo. Ya no piensa en el dinero de ninguna forma sino que lo hace todo porque es lo correcto, lo que queda patente cuando elige ser periodista para sacar a la luz los casos humanos de la gente en la calle con sus reportajes y como no, regalarle al diario una exclusiva con Superman (que es FANTÁSTICA) para que este resurja ya que admira a quienes trabajan en él.

    Nota aparte es el dibujo de Shane Davis. Lleno de detalle, buena narrativa visual, trabajo de sombreado y color, con unos rostros muy expresivos y como no, escenas de acción totalmente contundentes y fluidas. Además se luce aquí con un gran trabajo tanto en los rediseños de personaje, en especial su fantástica y refrescante toma de Superman (cuyo traje estoy seguro influyó en el de Man of Steel), un Clark joven, menos musculoso, más pequeño, atlético, con un peinado moderno y un rostro bastante diferente a lo que al menos yo estaba acostumbrado cuando pensaba en Kal-El, aunque el traje viejo, usado y arrugado y las clásicas gafas se mantienen.

    Esta reimaginación es MUY SUPERIOR al que Geoff Johns planeó para Superman en los New 52, donde se nota no saben qué hacer con el personaje, pues Straczynski realmente comprende la esencia de a quien escribe. Los diálogos son muy bien pensados, el ritmo es rápido logrando que las más de 100 páginas se lean en nada de tiempo, las caracterizaciones están todas en punto; Luthor es un mero cameo y la kriptonita es inexistente en este mundo demostrando que cosas que parecerían imprescindibles en una historia sobre Superman no se necesitan para crear una buena historia del kriptoniano.

    “Superman Tierra Uno” es un genial nuevo origen para un viejo conocido adecuándolo a nuestro tiempo, manejando todos los elementos que componen al personaje incluyendo los clásicos secundarios y transformándose en un perfecto punto de partida para la genialidad que sería toda la línea “Tierra Uno” en el futuro.

    9/10



    The Possessed

    P00001 - The Possessed #1

    Siempre acechante, el Mal aprovecha cualquier oportunidad que se le brinda para irrumpir en la Tierra y arruinar nuestras vidas, y cada vez que aparece es más atrevido, más dañino, más peligroso...

    ¿quién mejor para combatirlo que aquellos que han sentido en sus propias carnes el fuego del infierno?

    Si tú también sufriste tan desdichada experiencia, coge tu rifle y tu crucifijo y ven con nosotros a patear unos cuantos culos demoníacos.

    Únete a... ¡LOS POSEÍDOS!

    Idioma: Español.
    Editorial: Cliffhanger! 
    Año: 2003
    Guion: Geoff Johns, Kris Grimminger  
    Dibujo: Liam Sharp 
    Escaneador: Porke Yo Lo Valgo, elGolem, Be1garath, Jocco, Karrigan [CRG]
    Archivos:
    Formato: CBR   
    Tamaño: 73 Mb

    P00002 - The Possessed #2P00003 - The Possessed #3P00004 - The Possessed #4P00005 - The Possessed #5P00006 - The Possessed #6

    Descarga:

      martes, 9 de junio de 2015

      Karney

      P00001 - Karney #1 (de 4)

      Bryan Johnson y Walter Flanagan, conocidos en las películas de Kevin Smith como Steve-Dave y “Fanboy”, se encargan esta vez del guión y el dibujo respectivamente y nos ofrecen una visión terrorífica de los circos ambulantes.

      ¡Incluye una introducción del cineasta Kevin Smith!

      El circo de las rarezas de Othello está en la ciudad. Si creían que lo habían visto todo es porque no nos conocían. Nunca jamás podrán olvidar nuestra visita, si es que sobreviven para contarlo.

      Idioma: Español.
      Editorial: IDW 
      Año: 2005
      Guion: Bryan Johnson  
      Dibujo: Walter Flanagan 
      Tradumaquetadores: MetrallaFX [CRG]
      Archivos:
      Formato: CBR   
      Tamaño: 51 Mb

      P00002 - Karney #2 (de 4)P00003 - Karney #3 (de 4)P00004 - Karney #4 (de 4)

      Descarga:

      Reseña Serie de Televisión: Gotham Temporada 1


      GOTHAM - TEMPORADA 1

      Fecha de emisión: 22 de Septiembre, 2014/ 4 de Mayo, 2015
      Creador: Bruno Heller
      Episodios: 22
      Cadena televisiva: FOX
      Reseña: Ñoño Cool

      La propuesta de esta serie es tal vez la más arriesgada de todas las dedicadas a personajes de comics en el último tiempo, ya que dicho personaje técnicamente ni siquiera estaría presente a lo largo de esta. ¿Una serie sobre Batman sin Batman? ¿Eso se puede hacer? - inserte broma de Arrow aquí – y más importante aún ¿algo como eso puede captar la atención de la audiencia? Bueno, después de ver la trama y los ratings ambas respuestas son un “si se puede” con distintos niveles de éxito, pero nos dejan con otra pregunta en el aire ¿cuánto puede durar este experimento?

      Batman tiene que ser uno de esos personajes que trasciende el tiempo, las culturas, las generaciones e incluso los medios, pues no solo en los comics ha encontrado su hogar, sino que en series animadas, live action, películas, y un sinfín de otros productos ganándose un inamovible lugar en la cultura popular. Y gran parte de eso se lo debe a su mitología, que comprende su retorcido y corrupto ambiente que es la ciudad de Gotham y toda la clase de desquiciados criminales y abnegados hombres y mujeres que la pueblan, Batman sin su mitología no sería nada más que un tipo vestido de rata voladora andando por ahí ¿pero su mitología puede sobrevivir sin Batman?

      “Gotham” saca al Caballero Oscuro del camino y nos presenta a la ciudad como si, donde nuestro protagonista sería un joven Jim Gordon recién llegando a la ciudad y al cuerpo de policía del lugar, donde rápidamente se da cuenta del nivel de corrupción que lo recorre, y que él es el único que parece tener algo de honestidad en sus venas. Desde un inicio nos dejan claro que Gotham es una ciudad gravemente podrida hasta los huesos y Jim tendrá que valerse de todas sus capacidades para poder despertar vivo en su cama al día siguiente.

      Además la serie nos presenta versiones jóvenes de gran parte de la galería de villanos y personajes secundarios del murciélago, donde se intenta representarlos bajo una nueva luz… lográndolo bastante bien en algunos, pero fallando miserablemente en el resto. Tenemos por un lado a Falcone y Maroni como capos de la mafia controlando la ciudad, analítico y tranquilo el primero y salvaje y arrebatado el segundo, quienes son realmente muy bien representados por sus actores, imprimiéndoles una presencia muy intimidante; además de un Oswald Cobblepot en sus más tiernos inicios en el hampa local, donde rápidamente muestra su gran crueldad, ambición y capacidad de manipulación; Robin Lord Taylor no entrega una interpretación que puede causar lástima, complicidad, alegría y todo al mismo tiempo. Su versión del “Pingüino” es a mi gusto el punto más fuerte de toda la serie.

      Además otros tres personajes que se llevaron un buen tratamiento son Leslie Thompkins, Harvey Bullock, y Alfred Pennyworth. Los dos primeros son ambos carismáticos, duros, fuertes pero con un gran corazón, a pesar de que el segundo no quiera reconocerlo. Esta reimaginación de Bullock se me hizo la única razón por la que veía la serie en sus inicios cuando la historia aún no despegaba del suelo. ¿Y en el caso de Alfred? Es un badass de tomo y lomo, un ex militar del ejército británico a cargo del joven Bruce, y apenas verlo sabes que con ese inglés no se juega. Todo el sabor de Tierra Uno en ese Alfred.

      En el otro extremo del espectro tenemos a los mal representados: Poison Ivy, una niña vegana con una obsesión insana con las plantas cuya actuación es totalmente caricaturesca; un Harvey Dent que en vez de ser el fiscal idealista de su juventud solo se la pasa apostando, jugando con su moneda y acobardándose ante la primera señal de peligro; un Edward Nygma también sacado de los Looney Tunes que tiene una cargosa obsesión con los acertijos al punto de que te preguntas ¿qué diablos hace trabajando ahí con ese desorden mental? Luego recuerdas que es Gotham y lo dejas pasar; la esposa de Gordon como una llorona de campeonato con un cambio hormonal más errático que las mujeres en los peores chistes machistas; además de Selina Kyle es una niña pequeña criada en las calles y ladrona profesional a la que le dicen “la gata” quien tiene un romance desde ya con un pequeño Bruce Wayne. Dejando de lado que muchos de ellos podrían tener un rol en la serie de los 60 de Adam West y no desentonar nada, me lleva a preguntarme ¿Cómo diablos les costará encontrar a estos villanos en el futuro a Batman o al mismo Jim Gordon si casi 10 años antes telegrafían con tanta fuerza en lo que se convertirán?

      Dejando esos errores y aciertos claros de lado, hay dos personajes que a mi gusto se quedan a medio camino sin poder decidirme si me gusta lo que han hecho con ellos o no. Me refiero a nuestro protagonista Jim Gordon, y a quien más tarde se transformaría en Batman, nuestro recientemente huérfano Bruce Wayne.

      El primero es más que nada porque mientras teníamos buenos actores en la mayoría de los roles, siempre se me hizo muy tieso y con poca capacidad interpretativa, por lo que no me convencía como Jim… hasta la segunda mitad de temporada donde ya lo comencé a sentir como el Gordon que yo quería en sus actitudes, pero su actuación sigue siendo carente.

      Y en el caso de Bruce, bueno porque si bien es el chico dolido por la muerte reciente de sus padres y el actor no está nada mal para ser un niño, y lo interpreta bastante creíble; pero y este es un gran PERO ¡lo están volviendo Batman muy rápidamente! Para una serie que planeaba usar toda la vasta mitología del murciélago sin involucrarle parecen desesperados por tenerlo dando vuelta lo más pronto posible. Su actitud de aprender a golpear, trabajo detectivesco, y más elementos de un Batman ya adulto están forzadamente presentes en este Bruce de 10 años… si seguimos a este paso será Bat-kid a los 16. Por eso no se que pensar de ambos... me gustan y me disgustan, no es una diferencia tan patente como con los personajes anteriormente revisados.

      Ahora, dejemos tranquilos a los personajes y vayámonos a lo que mantiene bien a flote la serie: su historia. Comenzando con lo ineludible en todo lo que tenga que ver con Batman, el asesinato de los Wayne ante los ojos de su impotente hijo. Me hubiese gustado que los Wayne muriesen a final de la primera temporada explorando primero cómo su presencia afectaba Gotham, pero era inevitable y fue bastante bien manejada en pantalla. A partir de ese punto es donde la serie toma un cariz diferente a lo acostumbrado, pues en vez de saltarnos al futuro de Batman, nos quedamos directamente en los momentos posteriores al tiroteo y vemos como la telaraña de corrupción, lucha de poderes está presente y distintos personajes juegan en esta Gotham particular.

      Acompañado esto de un gran diseño de producción, una atmósfera pesada e inquietante, una paleta de colores deprimente, todo dotándola de un tono bastante más adulto a lo que DC en cuanto series había entregado hasta el momento.

       Y para evitar transformarse en una simple procedimental criminalística tipo CSI, NCIS, Criminal Minds, Castle, Unforgettable, o las docenas de otras series de ese tipo pero con personajes de comics, bebe de la fuente prácticamente inagotable que son los mitos del Caballero Oscuro presentando algo apresuradamente y con distintos niveles de acierto a cada personaje perteneciente a este, desde los Grayson voladores, Leslie Thompkins y un personaje que no creí resultara pero me cerró la boca de un derechazo a la mandíbula: EL JOKER.

      Con quien jugaron por mucho tiempo presentando muchos candidatos posibles como tentativa y cuando apareció - ¿o lo hizo? – fue con fuerza e inspirando terror, y aún así no sabemos si ese era el Joker u otro de los engaños presentes en la serie. Esta duda es lo que me ha hecho seguir la serie a pesar de que su trama a lo largo de su emisión flaqueaba de manera intermitente.

      Además su otro recurso para evitar caer en el pantano anegado de procedimentales criminalísticas es sus distintas subtramas dando vuelta. Esta red de intriga también tiene sus distintos niveles de éxito, pues mientras falla y acierta con la misma regularidad cuando tocan apresuradamente la relación entre Bruce y Selina, pero al dedicarse por ejemplo la guerra de mafias y todo lo referente al Pingüino simplemente se vuelven episodios tensos, interesantes y con mucha adrenalina, casi al punto que se me olvida que extraño a Batman en el medio gracias a este Pingüino.


      Y son estas subtramas las que construyen la historia, la cual no me ha entusiasmado mucho – pensé en dejar de ver la serie a medio camino – ha sabido captar mi interés, en su lento, lento desarrollo, durante todo su avance me tuvo entre desencantado y cautivo, y cuyo final de temporada me dejó con esta misma sensación.

      “Gotham” logró golpear fuerte cuando todos los engaños del Pingüino dieron fruto y se posicionó por primera vez como el “rey de Gotham” de una manera satisfactoria, pero también se quedó muuuuy tibia en cuanto al resto de subtramas por el mero hecho de que no puede hacer que cosas realmente importantes sucedan en las vidas de nuestros personajes, eso debe pasar en un futuro muy lejano, estrictamente 10 años más adelante, y por esto no les ocurrirá nada relevante que deje al espectador con ganas de continuar hasta ese entonces. Es aquí donde la premisa de Gotham le juega en contra, su mejor arma es también su propia kriptonita. La mitología que la define y le trajo todos los espectadores le impide realmente avanzar por sí misma.

      Y por eso el final de temporada se quedó cojo de una pata, dejando muchas cosas apresuradas o mal ejecutadas y cada una cerrando de una manera que te deja pensando si tienen algo real preparado para ellos en su segunda temporada; solo veo que eso pueda funcionar bien si saltamos dos o tres años en el futuro desde aquí para cambiar las reglas del juego, despertar nuevo interés y como no, mejorar todo el asunto del Bat-kid. El dilema es que Gotham fue un éxito de audiencia enorme y no se planea darle un cierre próximo, así que las historias probablemente no se saltarán años sino que se estirarán lo máximo posible a riesgo de perder coherencia como ocurrió en Smallville.

      Para finalizar, como producto final “Gotham” me dejó con sentimientos encontrados, pues si bien tiene muchos pros, tampoco está libre de una gran cantidad de contras; puede tenernos muchas sorpresas reservadas a futuro así como también alargar sin necesidad historia a riesgo de aburrir… sinceramente no se qué pasará con esta serie.

      Así que volviendo a mi pregunta inicial ¿Cuánto puede durar este experimento? ¿Cuánta vida le queda a este show de Batman sin Batman? Deben haber algunos más optimistas y pesimistas que yo en cuanto a predicciones, pero en mi caso le vaticino 3 temporadas si sigue manejando las cosas así de mediocre, y 5 máximo si hace las cosas bien.

      5.8/10



      Enlace Externo:   Gotham Temporada 1

      lunes, 8 de junio de 2015

      Jason y los Argonautas - El Reino de Hades

      P00001 - Jason y los Argonautas -

      BlueWater nos trae otra miniserie mitológica como fue Furia de Titanes.

      La búsqueda para encontrar el vellocino de oro ha terminado, ahora Jason y su tripulación se deberán embarcar en un nuevo viaje de camino a casa.

      Perseguidos por Aeetes, los argonautas se encuentran con viejos y nuevos enemigos…pero cuando los Dioses deciden jugar, nadie esta a salvo en la tierra de los muertos…

      Idioma: Español.
      Editorial: BlueWater Comic 
      Año: 2007
      Guion: David McIntee  
      Dibujo: Rantz 
      Tradumaquetadores: Be1garath, Howard, el patero solitario [CRG]
      Archivos:
      Formato: CBR   
      Tamaño: 68.5 Mb

      P00002 - Jason y los Argonautas - P00003 - Jason y los Argonautas - P00004 - Jason y los Argonautas - P00005 - Jason y los Argonautas -

      Descarga:

      Reseña: All Star Superman


      ALL STAR SUPERMAN

      Fecha de Publicación: Noviembre 2005 - Octubre 2008
      Guionista: Grant Morrison
      Dibujante: Frank Quitely
      Reseña: Ñoño Cool

      "He luchado contra la depresión desde los 10 años. Me ha lisiado emocionalmente. Tenía 27 años, sin título universitario, sin trabajo, y sin fuerzas para vivir. Decidí suicidarme luego de Navidad. En eso el novio de mi hermana me prestó estos comics. Superman estaba muriendo de envenenamiento por radiación y trata de completar una serie de tareas antes de morir, pero aún así se toma el tiempo de salvar a una joven chica a punto de saltar de un edificio. Lloré por horas y horas luego de leer esto, Me identifiqué muchísimo con esa chica, y casi podía escuchar a Superman diciéndome que soy más fuerte de lo que pienso.

      Ahora, cada vez que mi depresión vuelve a mostrar su fea cabeza, me repito sus palabras y lo imagino abrazándome cuando estoy al borde. Funciona mejor que cualquier medicación o terapia que he tenido. Ahora estoy en la universidad como la mejor de mi clase. Tengo amigos. Tengo una vida. Y no me importa si él es un personaje ficticio de comics o no, aún así el me salvó. SUPERMAN SALVÓ MI VIDA."

      Este pequeño testimonio anónimo sirve para reflejar el poder del símbolo que es Superman y el poder que tiene este maravilloso comic que condensa los mejores valores y atributos al personaje... y el por qué también me demoré tanto en poder hacer esta reseña ¿Quien no se sentiría intimidado al abordar un comic de la talla de All Star Superman? y más aún siendo yo un fan incondicional del kriptoniano (llámenme Ñoño Cool "the Fan of Steel") me quedé corto de palabras, pues ¿Quién no buscaría y rebuscaría la forma para describir de la mejor manera posible uno de sus comics favoritos de toda su vida? Y aquí me tienen haciendo el intento en una tarea que aún creo me queda grande, demostrar porque este tebeo es tan bueno y al mismo tiempo explicar porque Superman, un ser que muchos comiqueros desprecian con pasión, es mi superheroe favorito. 

      Con 75 años a cuestas sobre su espalda de acero, el personaje que comenzó TODO a estas alturas es innegablemente un icono cultural que les es conocido tanto a tus hijos como a los padres de tus abuelos, un símbolo que a nivel mundial es el segundo más reconocido del planeta solo tras la cruz cristiana, donde ya sea en el centro de New York o los rincones más sórdidos de Bangladesh te lo van a identificar. Claro que ahora está MUY cabizbajo gracias al pésimo manejo que DC Comics está haciendo con quien debiera ser uno de sus personajes más cuidados (priorizando a totalmente a Batman, y en menor medida GL y Flash), pero eso no quita el gran peso e importancia que Superman tiene y seguirá teniendo dada la esencia intrínseca el personaje.

      Para capturar dicha esencia, y la del resto de “los grandes” miembros de la línea de DC Comics es que se planeo el año 2005 una nueva línea de comics (en respuesta a la exitosa línea Ultimate de Marvel) para transcribir al papel las versiones definitivas de nuestros héroes, condensando la magia del ayer con la frescura del hoy, y estarían fuera de continuidad para máxima libertad creativa. Para la titánica tarea se buscaron equipos creativos de primer nivel que fuesen capaces de dar la talla y se comenzó el proyecto con los dos “buque insignia” de la editorial y probablemente los dos superhéroes más importantes del medio: Superman y Batman.

      Tristemente dicha línea editorial terminó descontinuándose y solo estos dos personajes recibieron el tratamiento “All Stars”. Los “All Star Batman y Robin” de Frank Miller y Jim Lee fallaron estrepitosamente su labor representando a un Bruce Wayne psicópata, asesino de policías que abusa física y psicológicamente de Robin y grita como un niño lleno de envidia contra la gente con superpoderes; un Batman machista, paranoico, lleno de miedo y odio hacia lo diferente, amante de la sangre y con un ego inflado por las nubes... pero muy bien dibujado por Lee y extrañamente fruto de buenas ventas. Dado este resultado, el comic fue totalmente polémico y polarizante, lleno de demoras entre número y número que duraban meses y hasta años dado la demora de Jim Lee por dibujar y el hastío de Miller por escribir, así que DC ha tratado de deshacerse de esta aberración publicándolo esporádicamente y sin anuncios a lo largo de los últimos años.

      Caso opuesto (gracias a Zod!) sucedió un año más tarde con el comic dedicado a Superman, que resultó ser el polo opuesto de la situación del encapotado, donde Grant Morrison y Frank Quitely sorprendieron en más de una forma con su visión de quien era Kal-El, no un “Hombre de Acero”, sino que un verdadero “Hombre del Mañana” en una obra que incluso gente que no gustaba del personaje podría disfrutar. Esta era la ya mítica “All Star Superman”.

      En mis primeros viajes al mundo del tebeo, Morrison como escritor siempre me parecía un guionista que desesperádamente necesitaba ayuda psiquiátrica y no tomaba mucho en cuenta sus trabajos, hasta que leí We3 (también dibujado por Quitely como el presente tebeo) comic que recomiendo de la manera más vehemente (al igual que mi compañero el Ñoño Wise en su reseña del mismo en el blog), y decidí que tenía que leer todo lo que Morrison me arrojase. Algunas fueron tropiezos, como su etapa en Action Comics, pero en su mayoría grandiosas obras como “Arkham Asylun: Una casa seria en una Tierra seria”, o todo en lo que colaborase con su compatriota, compañero y amigo Frank Quitely. Al hacerme más y más un conocedor en el mundo del comic con el pasar de los años creo que, o Morrison está mentalmente estable (lo que dudo… es cosa de leer la BRILLANTE pero cada vez más demencial Multiversity) o yo me sumí en su locura… que es lo más probable. Es por eso que cuando leí "All Star Superman", ya conociendo el tipo de cosas que podría encontrar, la disfruté como niño en dulcería. 


      Los dioses obtienen poder al animarnos a creer en ellos, Superman obtiene su poder al creer en nosotros” Mark Waid

      El argumento de la historia es el siguiente: Superman ha sido expuesto a algo y es fatal, Clark va a morir. Con este conocimiento de su mortalidad más que inminente, él quiere preparar al mundo para su ausencia, y todo es narrado a lo opuesto de lo que sería esperado; no hay un tono sombrío y fatalista, sino que se va por algo alegre, cálido y ameno. Con una avalancha de personajes extraños y muy poco conocidos dentro de la galería de secundarios del kriptoniano en una trama que incluye un científico vestido en un traje arcoíris, un químico que te da poderes por un día, un híbrido entre Jimmy Olsen y Doomsday, Samson y Atlas, un planeta cúbico donde habita Bizarro, un “Supermen Squad” del futuro, y un babuino enfundado en un traje de Superman. Totalmente Morrison, lleno de cosas locas que resuenan tan ruidosamente como puedan, celebrando el legado del Hombre del Mañana en las épocas doradas y de plata del comic.

      A pesar de lo que todas estas extrañezas puedan sugerir, esta historia está cargada de un enorme peso emocional que lo recorre viñeta a viñeta, que nos muestra a lo que aspiramos a ser, que clase de mundo queremos construir y legar, esos sueños utópicos del ayer. Bajo el alero de ese Superman ideal, podemos imaginar un mundo lleno de paz, donde la ciencia reina suprema entregándonos curas para enfermedades mortales, ciudades flotantes y autos voladores. Y luego de todo eso, nos toca perder a nuestro Superman.

      Una de las cosas que más me impresiona de la narrativa es que Superman recibe su sentencia de muerte muy temprano en esta serie y a partir de ahí se dedica a explorar quién es, que representa y que es lo que su presencia causa en el mundo; en especial como alguien tan bueno, positivo, que piensa lo mejor sobre todos y trata de inspirar a que todos puedan lograr su máximo potencial creará inevitablemente enemigos y detractores que le odian y temen, que no pueden creer que alguien como ese exista, lo tildan de fraude y tratarán de destruirle. Este tipo de gente está perfectamente plasmada en la imagen de Lex Luthor, un hombre consumido por el miedo y la envidia que no quiere aceptar que Superman es realmente el “Uber-Man”, un ideal moral que no debemos temer, sino que aspirar a transformarnos.

      Lex hasta un punto a pesar de ser un brillante científico e inventor, representa el miedo intrínseco de cada humano al cambio, al futuro. Podría ser mejor que Reed Richards en sus invenciones y creaciones si quisiera, pero su propio miedo a terminar dando origen algo superior al mismo Superman lo detiene. En vez de usar su titánico coeficiente intelectual para guiar a la humanidad a alcanzar todo su potencial, lo usa para destruir a Superman; me resuena a la gente que dedica su vida a desprestigiar científicos atacando los avances en salud, tecnología y más; prefiriendo quedarse en pseudo-ciencia y babosadas mágico-esotéricas en vez de ayudar al progreso. 

      Además en estos 12 números podemos ver varias formas en las que el arquetipo de Superman puede ir o muy mal, o muy bien. Tenemos el mundo-Bizarro, donde existe una propia versión bizarra de estos tarados en la forma de un hombre pensante que sufre inconmensurablemente por no poder conversar normalmente con nadie, tener debates intelectuales o compartir su poesía. Hay astronautas kriptonianos sin la pureza de corazón, actitud positiva y cariño a la humanidad; un “escuadrón” de Supermanes del futuro que luchan por el bien del multiverso; y como no, Lex Luthor con el coctel químico que le da los poderes de Superman pero sigue carente de su enfoque. 

      Gracias a esto nos dejan claro que la visión de Morrison y Quitely del arquetipo más simple de “héroe” es alguien que a pesar de ser un extraño, al ser también un bastión moral ayuda a que el resto de quienes le rodean también aspiren a ser mejores. Superman hace que la gente quiera mejorar al ser un ejemplo viviente de lo que podríamos llegar a ser. Él hace lo correcto. Él se para, nos tiene una mano, y cree en las infinitas posibilidades de la raza humana; cuando dejen sus diferencias sobre las cosas del pasado, de la religión, de esclavitud, todo puede ser mejor. Es un sueño completamente utópico y casi infantil pensar que dichas cosas pueden suceder realmente o de manera tan simplista, en nuestro mundo real sería un verdadero insulto a la inteligencia creer dichos parámetros dignos de un comercial de Coca Cola PERO en un mundo donde existe el Superman ideal, todos podemos ser supermans o superwomens ya que él nos tiende su mano y depende de nosotros alcanzarla.

      Además de mostrarlo como un ideal, esta puede ser la saga que nos muestre al Superman más humano y menos alienígena. Donde Clark debe enfrentarse a su sentencia de muerte cuando aún le quedaba tantas, demasiadas cosas por realizar. “All Star Superman” nos acerca a lo que él siente, sus convicciones, pensamientos y sobretodo el valor de hacer lo correcto; de ser héroe hasta el final, que no importa lo terrible que se sienta, después de besar por última vez a la mujer de su vida, se sacrifica para salvar a la humanidad que tanto admira.

      Lo más probable es que si muchos de nosotros tuviésemos los poderes de Clark y nos viésemos con nuestras horas contadas, en esa desesperación buscaríamos una cura de cualquier manera necesaria a nuestro problema, y ahí radica la grandeza de nuestro héroe, quien acepta su destino, agradece lo vivido y busca arreglar al mundo antes de su partida. Hasta las últimas consecuencias se apega a su ética y valentía como todo un héroe. Como dijo el mismo Morrison “Superman ve lo mejor de nosotros, incluyendo a Luthor. Y esa es la razón por la que en ocasiones está triste o confuso, porque también nos ve haciéndonos daño, estando enojados, celosos y autodestructivos. Él ve lo mejor, piensa que los seres humanos son sorprendentes, y quiere que nos elevemos a su nivel, que nos convirtamos en superhumanos y viajemos al espacio, o lo que sea, pero sus ideales entran en constante conflicto con los problemas y las inadecuaciones humanas.”

      Y claro, uno diría “pero es un personaje de comic, es obvio que siempre hará lo correcto, nadie real es así” ¿No has escuchado entonces de Malala Yousafzai? Ella es una adolescente pakistaní que se ha enfrentado muchas veces a una muerte segura a manos de los talibanes solo por luchar por la posibilidad de que las mujeres de Pakistan y medio oriente puedan leer, que en medio de una zona de guerra constante una y otra vez ha puesto su vida en juego al tratar de abrir las puertas a una educación igualitaria para todos no importa género o color de piel, y por muchas balas que silben cerca de sus orejas, sigue ahí luchando por su causa; y no es la única “Superwoman” actual, sino que hay muchos ejemplos si sabes buscarlos como doctores que trabajan gratis en países de pobreza extrema. Y si existen en la realidad ¿por qué es tan difícil aceptar que existan en la ficción?

      Volviendo a Clark y al comic en sí, este no pierde tiempo en recontar su origen (relega esto a una página de 4 efectivas viñetas) o pasa tiempo mostrándonos combatir villanos a puño limpio como si eso fuese el núcleo del personaje (como piensan Scott Snyder y Jim Lee) sino que Supes lidia con lo bueno y malo de la misma manera, no a golpes, ciencia dura o un sentido alto de la moral (que lo tiene pero no te lo martillea como el Superman New 52) sino que con creatividad, cooperación, bondad, generosidad, optimismo, y el amor por su familia y amigos; y los valores y convicciones de Kal-El vienen de la influencia de sus padres adoptivos, los Kent. Ellos transformaron a un alienígena en el más humano de los héroes. Superman podrá ser una de las criaturas más poderosas en la ficción, pero su verdadero poder radica en otro lado. Mientras Batman es el tipo que tú desearías con todas tus fuerzas ser, porque bueno, es Batman! En el caso de Superman él es el tipo que querrías ser, si pudieses serlo. Es como un sueño utópico en sí, aunque como mencioné antes, hay ejemplos vivos de gente que se acerca a su modo de ser. 

      Además, dando vuelta tienes los típicos misterios de Morrison , como la identidad secreta de Leo Quintum, el futuro de Superman y Lex Luthor y si el trabajo de Superman realmente dio frutos; pero lo mejor es que no tienes porque revelar ninguna de esas cosas para disfrutar el comic, pero si ayudan tal como en muchos trabajos del escocés, releer repetidas veces sus tebeos para captar nuevos elementos. Puedes leerlo como una genial e inteligente aventura que mezcla el Superman de los 60 con el post años 2000, y en tu segunda lectura lo ves como una construcción meticulosa y al detalle de un puzle gigantesco que involucra al hombre de acero.


      “Un extraterrestre de un planeta miles de millones de kilómetros alejado de la Tierra, es quien guarda más cerca de su corazón los valores y ese amor por la humanidad con el que nosotros solo soñamos. La ironía es que un alienígena de Kriptón es el más humano de los superhéroes”

      No puedo continuar sin mencionar el maravilloso dibujo de Frank Quitely, simplemente impresionante. Es una mezcla perfecta de lo retro y moderno, con ese olor a comic europeo y trabajo muy limpio de paneles, imágenes alocadas y brillantes e intensos colores (de la mano de Jamie Grant) hace que este comic se desmarque de cualquier otro dedicado al kriptoniano.

      Es cosa de abrir el tebeo y ver las cuatro primeras viñetas que te sitúan inmediatamente en el contexto: Muerte, quebranto, esperanza y ternura. En la página siguiente un dios flotando tranquilo entre las flamas del sol. Todo este volumen de 12 números tiene momentos visuales fantásticos, como las “escenas” de la muerte de Jonathan Kent, Superman sosteniendo trillones de toneladas con un solo brazo, el momento en el que Clark le muestra a Lois que es Superman y la reacción de ella, Kal-El corrompido por la Kriptonita negra destruyendo el escritorio, el beso en la Luna entre Lois y Clark, el rostro de Leo Quintum le dice al kriptoniano que él podría ser “el diablo encarnado”, el momento donde la Tierra Q crea a su propio Superman (que te saca lagrima) y la maravillosa secuencia donde Superman se toma una pausa para rescatar a una chica gótica a punto de suicidarse (que me pegó MUY fuerte, más aún después de leer el testimonio anónimo de la otra suicida que salió adelante gracias a All Star Superman). Hay veces que a pesar de que tengas una colección de X personaje, buenísima incluso y pasan años antes de que tengas una viñeta que quede guardada en la memoria colectiva; este comic tiene una o dos por número.

      Son todas composiciones tan sencillas y tan efectivas al mismo tiempo, en especial la de la suicida; cada detalle situacional simplemente destila la esencia de Superman. Cada trazo de Quitely me transmite mucha paz, y los guiños sci-fi bien retro entremedio le dejan un aire completamente atemporal a la historia. Además crea un diseño magnífico de Clark Kent/Superman que realmente deja patente una diferencia de posturas y expresiones corporales entre ambas personalidades, a tal punto que puedes creerte que nadie piense que puedan ser la misma persona. 

      Otra elección que fue un gran acierto fue traer a Jamie Grant como colorista y entintador. Quitely podrá ser un fantástico dibujante pero tiene un problema: no se molesta en rellenar los fondos. Por esto hay muchas veces paredes, edificios y cielos vacios y planos en sus composiciones; es lo único que puedes sacarle en contra a su maestría visual. Y para lidiar con dicho elemento, Grant es el encargado tomar esos lienzos vacios y llenarlos con rojos atardeceres o hermosos cielos azules. Todo luce luminoso, con mucha vida, los uniformes de Superman, Leo Quintum, Samson, Krull, los kandorianos, Lex Luthor y más, todos son visualmente atrayentes y resonantes. Simplemente cada página exuda positividad, alegría y paz; como un retrato al alma del mismo Hombre del Mañana.

      Uno de los mejores momentos de la historia, que he decidido dejar para el final es la última página del diario de Superman, que como dijese David Prieto, hay que leerla mientras suena el tema “Elegy” de fondo: “Se me termina el tiempo, tengo pocos arrepentimientos, mi vida ha sido una maravilla. He viajado por el espacio y el tiempo, he visto y he hecho cosas más allá de la imaginación. Tuve padres que me amaron, buenos amigos como Pete, Lana y Jimmy. Logré ayudar a la gente mientras vivía una aventura increíble. Amé a una buena mujer y ella me amó a mí. Estoy cansado, pero aún tengo un trabajo más que hacer… Finalmente se ha revelado el aliado secreto de Luthor, mi última aventura está a punto de empezar. Superman se despide.”

      Con esto termino,  pues más palabras no me quedan para seguir describiendo “All Star Superman”, que es lejos LEJOS el mejor comic de Superman que he leído jamás en mi vida y que cualquier fan del personaje TIENE que leerlo, se lo deben a ustedes mismos. Totalmente maravilloso, que desborda imaginación por todos lados y un dibujo atrapante. Totalmente una carta de amor al kriptoniano, sus secundarios, el mundo donde se mueve, su espíritu, la Golden y Silver Age y al deseo de que algún día podamos encontrar la paz. Es el tebeo de Superman que toda mi vida quise leer y realmente lo considero como la historia definitiva del personaje.  

      10/10



      Post:  All Star Superman